Boulevard Shopping - Sociedad
← Volver

Caída en las ventas y alquileres impagables provocan el cierre de locales en Adrogué y Burzaco

Martes 12 de Septiembre del 2017

Los inquilinos no pueden hacerle frente a la carga impositiva y a los precios exorbitantes que imponen los propietarios. Además, desde la Cámara de Comercio e Industria local informaron a De Brown que “la situación es complicada por la baja en el consumo, la fluctuación del dólar y el encarecimiento de los servicios básicos”. 

Replicando una realidad que es evidente en todo el país, en Almirante Brown muchos comerciantes deben cerrar sus puertas porque no hay poder adquisitivo. Indumentaria, marroquinería y joyería son los rubros más afectados.

“El panorama es delicado porque siguen cayendo las ventas en la mayoría de los sectores y eso que lo estamos comparando con el año pasado que fue un periodo malo. La caída es muy grande”, reveló en declaraciones a www.deBrown.com.ar Horacio Salgueiro, titular de la Cámara de Comercio e Industria de Almirante Brown.

En la misma línea, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) en su último informe advirtió que en agosto las cantidades comercializadas se redujeron un 0,3 por ciento en referencia a igual mes del 2016. Acumulan un 2,6 por ciento en baja en lo que va del 2017.

Calzados (-2,8%), marroquinería (-2,9%) y textil e indumentaria (-2,2%) fueron los más perjudicados. “Muchos comercios vienen aguantando una situación difícil desde hace mucho tiempo. En Brown, en los últimos días, tuvimos cierres que nos hacen poner en alerta”, coincidió Salgueiro.

“En esos casos, no sólo el propietario perdió su capital sino que muchos trabajadores se quedan sin empleo, lo cual es muy preocupante”, clarificó y evidenció que esta circunstancia comprende especialmente a los centros comerciales de Adrogué y Burzaco.

Mención aparte merece el valor de los alquileres, que cada vez es más alto. Inquilinos denuncian que no pueden costear lo que cobran los propietarios, a lo que se le suma la fuerte carga impositiva.

El caso de Adrogué es paradigmático, debido a que los inmuebles están en muy pocas manos por lo que acceder a ellos es casi imposible. Lo que cuestionan los comerciantes es que, amparados en la especulación, los dueños no se hacen eco de la problemática financiera del sector.

Entre los factores que explican este contexto también se ubican el incremento en las prestaciones básicas como el gas, la luz y la electricidad y; las variaciones en el dólar.

“De la lista negra de pérdidas se salva materiales para la construcción. Sin embargo, el que está bien ahora es porque mantiene un nivel de ventas y ganancias similar al del año pasado, pero no es que está mejor”, explicó Salgueiro e hizo hincapié en que “la industria textil está fuertemente golpeada por la importación”.

Teniendo en cuenta datos de la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria, las importaciones aumentaron un 40,3 por ciento entre junio de 2017 y el mismo mes de 2016. Mientras que la adquisición de ropa de fabricación nacional retrocedió 2,5 por ciento en igual lapso de tiempo.

Igualmente, las exportaciones se derrumbaron en un 26,3 por ciento. Para la entidad, “los costureros en relación formal de dependencia perdieron 2.723 puestos de trabajo en el cuarto trimestre de 2016 contra igual período de 2015”.

“Aunque no es una práctica masiva, que ingrese mercadería del exterior afecta a los productores locales porque lo que viene de afuera se vende más barato. En nuestro país, cada paso que se da dentro de la industria va recargado con ingresos brutos, esto es algo que se tiene que cambiar”, manifestó el titular de la Cámara local.

Por último, subrayó sus expectativas de que el mercado repunte. “Aparentemente se observan algunas señales de resurgimiento económico, pero que todavía no se trasladó al comercio. Siempre esperamos que todo mejore y que hacía fin de año se frene la caída y empiece a crecer”, concluyó.

 

Escenario de la Región

En sintonía con lo que ocurre en Brown, el sector de indumentaria fue el más golpeado en la mayoría de los distritos del sur del Gran Buenos Aires. El contexto se complejiza por la imposibilidad de acceder al crédito, debido a las tasas de interés que cada vez son más altas.

Desde las Cámaras de Comercio de Avellaneda y Lomas de Zamora también notificaron problemas. Las transacciones no sólo bajaron en agosto por el cambio de temporada sino que acumulan una caída de 14 meses, independientemente de las estrategias que impulsan como las promociones y rebajas con tarjetas de crédito y débito.

Igualmente, en coincidencia con Salgueiro, desde las otras entidades confían en que en lo que resta del 2017 los números mejoren.

 

 

Hesurmet - Sociedad
Crematorio Burzaco - Sociedad
Hesurmet - Sociedad
Crematorio Burzaco - Sociedad
Notas relacionadas

Taller sobre Violencia de Género en Adrogué

Entregaron ayuda social a 31 familias de Brown

Según la Defensoría, 8 de cada 10 mujeres sufren acoso callejero

Glew: cuatro detenidos por robo y desarme de autos

X